Con motivo del Jubileo del Preso:
Un saludo, a cada uno de vosotros, comienzo citando al papa Francisco:

“Mi pensamiento se dirige también a los presos, que experimentan la limitación de su libertad. El Jubileo siempre ha sido la ocasión de una gran amnistía, destinada a hacer partícipes a muchas personas que, incluso mereciendo una pena, sin embargo, han tomado conciencia de la injusticia cometida y desean sinceramente integrarse de nuevo en la sociedad dando su contribución honesta. Que a todos ellos llegue realmente la misericordia del Padre que quiere estar cerca de quien más necesita de su perdón. En las capillas de las cárceles podrán ganar la indulgencia, y cada vez que atraviesen la puerta de su celda, dirigiendo su pensamiento y la oración al Padre, pueda este gesto ser para ellos el paso de la Puerta Santa, porque la misericordia de Dios, capaz de convertir los corazones, es también capaz de convertir las rejas en experiencia de libertad” (CARTA DEL SANTO PADRE FRANCISCO CON LA QUE SE CONCEDE LA INDULGENCIA CON OCASIÓN DEL JUBILEO EXTRAORDINARIO DE LA MISERICORDIA).

Con esta cita quiero hacerme presente desde la Delegación Diocesana de Pastoral Penitenciaria, en comunión con el señor Obispo Salvador Giménez, a cada uno de los fieles laicos, religiosos, sacerdotes que hacen vida en esta Iglesia de Lleida. Como Delegado de la Pastoral Penitenciaria en estas tierras, queremos sentir su cercanía, su apoyo incondicional, su oración, en este Año Jubilar de la Misericordia para con cada uno de los internos e internas de la prisión de Ponent.

En las capillas de las cárceles podrán ganar la indulgencia, y cada vez que atraviesen la puerta de su celda, dirigiendo su pensamiento y la oración al Padre, pueda este gesto ser para ellos el paso de la Puerta Santa

El próximo fin de semana 5 y 6 de noviembre de 2016 la Iglesia Universal, convocada por el Papa Francisco celebrará el Jubileo del Preso, en el marco de este año de gracia y bendición, el Jubileo sea experiencia viva de la cercanía del Padre, como si se quisiese tocar con la mano su ternura, para que se fortalezca la fe de cada creyente y, así, el testimonio sea cada vez más eficaz. Nos sería grato que, desde la parroquia, desde la comunidad cristiana este fin de semana orásemos por aquellos hombres y mujeres privados de libertad que por diversas circunstancias de la vida están en la prisión. Seamos pregoneros de la Misericordia, y que nuestra oración y cercanía para con aquellos que están privados de libertad sea nuestro gesto de misericordia y amor. Nos lo relata el Evangelio de Mateo 25, 36: estuve en la cárcel, y me visitasteis.

Una plegaria universal por los privados de libertad

Sé que no todos podrán asistir a la celebración programada en la Prisión, pero sí podremos sentir la oración que como comunidad cristiana podemos hacer los unos por los otros en este día por los presos de esta prisión de Ponent y por los presos del mundo entero. Una plegaria universal por los privados de libertad. Que a todos llegue la Misericordia del Padre quien quiere estar más cerca del que necesita su perdón y su ternura. Así poder convertir la experiencia de la prisión, de las rejas, de los barrotes, del encierro en una experiencia de amor, de libertad, de ternura y de bondad y sea un gesto de redención, el Dios de la Misericordia apuesta por el ser humano, imitémoslo.

Me despido, encomendando esta labor a nuestra Madre María de la Merced, la madre de la Misericordia, que con su cercanía maternal cuida y acoge a todo hijo. Su hermano en la fe.

Presos cárcel
Estuve en la cárcel, y me visitásteis

 

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí