Ordenación Sacerdotal de Fr. Francisco Buitrago, Mercedario
Catedral San José de la Diócesis de Cúcuta.

El día 29 de Octubre en la calurosa ciudad de Cúcuta-Colombia a las 10:00 am daba inicio a la Ordenación Sacerdotal de nuestro hermano Fray Francisco Buitrago, en la Catedral San José de la Diócesis de Cúcuta por la imposición de manos y oración consecratoria de Mons. Víctor Manuel Ochoa. Fue una ceremonia muy emotiva donde el Obispo nos recordó la importancia del Sacerdocio Ministerial en la Orden Mercedaria llamados a dar la libertad a los cautivos del mundo de hoy.

Sacerdocio Ministerial en la Orden Mercedaria nos llama a dar la libertad a los cautivos del mundo de hoy

Nuestro hermano fue acompañado por los Seminaristas de Primer año del Seminario Diocesano a petición del obispo, los formadores del mismo seminario y seis sacerdotes diocesanos, sacerdotes y religiosos mercedarios quienes a pesar de los problemas sociales que vive Venezuela se dieron cita:  Fray José Juan Galve, Provincial; Fray Marcos Sánchez, Vicario; Fray Héctor Flores, Fray José Castaño, Fray Francisco GargalloFray Félix Chirinos, maestro de novicios; Fray Juan Duque, Fray Yván EcheverríaFray Luis Alberto Cáceres, Fray Luis Castillo (Vicaría de Centroamérica), además del recién profeso de votos simples Fray Andrés Jaimes quien con los postulantes de nuestro seminario de San Cristóbal dirigieron la liturgia de la Ordenación.

El día terminó con un hermoso acto cultural en honor del neo-presbítero donde recordamos su historia vocacional, su proceso en la Merced.

El Domingo 30 de Octubre presidió su primera eucaristía en la Parroquia Nuestra Señora de las Angustias, acompañado por sus progenitores, amigos, religiosos y vecinos.

Fray Francisco pidió a sus oyentes orar por las vocaciones a la vida religiosa y sacerdotal para que el dueño de la mies siga enviando operarios para sus campos.

2 Comentarios

  1. La ‘calurosa’ Cúcuta. Sí, tenéis razón. Tan cálida como amable. Seguramente encontrará en esta comunidad el cariño y aprecio de los feligreses.
    Tuve la oportunidad de vivir seis meses en esa ciudad y de allí me llevé excelentes amistades y recuerdos.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí