¿De dónde recibe verdaderamente el dinero la Iglesia para avanzar con sus obras?
¿De dónde recibe verdaderamente el dinero la Iglesia para avanzar con sus obras?

¿Alguna vez has estado presente en discusiones en las que se acusa a la Iglesia Católica de hacerse millonaria y no dar cuentas del dinero que supuestamente recibe del Estado español, de los beneficios tributarios que tiene y de la inversión en Cáritas?

Seguramente has querido tener argumentos para defender tu iglesia y desmentirlo todo, pero quizá no tenías información que te respaldara.

Pues aquí te lo contamos. La Iglesia Católica de España por estos días reactivó su campaña XTantos, que inició en 2007 y con la que se pretende aclarar dudas sobre este tema.

La siguiente información que te proporcionaremos forma parte de la serie de píldoras informativas que seguramente te vendrá bien tener en cuenta:

¿Es cierto que el estado español paga cada año miles de millones de euros a la Iglesia Católica?

La Iglesia no tiene ninguna asignación en los Presupuestos Generales del Estado desde el año 2007. A partir de ese año, en virtud del Acuerdo firmado entre el Estado Español y la Santa Sede, la Iglesia recibe el 0,7 % de los impuestos de aquellos que marcan la casilla de la Iglesia en la Declaración de la Renta. Ni más, ni menos.

En los últimos años, como se puede comprobar con total transparencia en la web www.portantos.es, la Iglesia ha recibido en torno a 250 millones, algo más, algo menos, dependiendo de: el número de personas que marcaron la casilla de la Iglesia y de los impuestos que tuvieron que entregar a Hacienda.

El dinero que la Iglesia recibe por esta vía depende con toda claridad de la coyuntura económica: si la economía va bien, el 0,7% de los impuestos de la persona que marca la casilla, es mayor; si la persona concreta tiene que declarar menos dinero porque la economía no va tan bien, el 0,7% de sus impuestos, por pura matemática, es menor. De hecho, lo que ha sucedido en estos años de crisis es que, aumentando el número de X a favor de la Iglesia, ha disminuido el dinero recibido.

Es un ejercicio libre de cada contribuyente. Ese dinero no es del Estado, sino que es del contribuyente. Es la oportunidad de destinar el 0,7 % de los impuestos a ese fin concreto de forma totalmente voluntaria.

¿Se puede elegir entregar ese 0,7% a otra organización que no sea la Iglesia Católica?

También el contribuyente puede elegir marcar la casilla de «Otros fines sociales», o ambas (excepto País Vasco y Navarra).

Por otra parte, la Iglesia no tendría inconveniente en que hubiera casillas para otras confesiones religiosas o para los fines que se estimaran convenientes. La casilla de la
Iglesia en la Declaración de la Renta es una oportunidad para el contribuyente de decidir dónde quiere que se destinen parte de sus impuestos.

Las otras confesiones religiosas tienen asignación directa por parte del Estado desde la Fundación Pluralismo y Convivencia.

Financiación Iglesia Catolica

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí