Los mercedarios nos sentimos orgullosos de que gracias a nuestra ayuda, podamos evitar que personas como la siguiente, acabe en prisión. La historia que contaremos a continuación es sobre uno de esos casos que desde la Fundación nos gusta y queremos apoyar, porque como siempre decimos, creemos en las segundas oportunidades.

La historia

JJ era un chico que nunca había tenido problemas, estaba cursando su primer año de Universidad, sacando buenas notas y avanzando sin problemas el curso académico. Pero como a veces ocurre, empezó a ir con malas compañías, que con el tiempo le llevaron al consumo de drogas. La familia se dio cuenta demasiado tarde, cuando JJ ya había robado joyas en su casa y la de sus familiares para comprar sustancias estupefacientes.

Los mercedarios nos sentimos orgullosos de apoyar a la juventud en riesgo de exclusión y evitar que acaben en prisión

Como consecuencia lo denunciaron y JJ tratando de reconducir su situación, aceptó ir a Proyecto Hombre, en el cual estuvo un año de rehabilitación. Una vez recuperado, y totalmente arrepentido por todo lo que hizo, empezó a estudiar y se sacó el titulo de Socorrismo en la Cruz Roja y posteriormente un FP de Higienista Bucodental en Adema con muy buena nota. Empezó a hacer las prácticas en una clínica de la compañía Sanitas.  Después del periodo de pruebe, logró un contrato y  estuvo trabajando allí seis meses. No pudo ser más tiempo porque la empresa hizo reducción de personal, por lo cual actualmente se encuentra sin trabajo. Sien embargo, tiene una buena carta de recomendación y espera encontrar trabajo pronto.

Pequeña gran ayuda

El próximo 25 de enero llega el juicio pendiente después de cuatro años. Justo cuando JJ se encuentra en una lucha por establecerse después de todos sus errores y habiendo dejado muy atrás el camino de la droga. El problema que ahora tiene el protagonista de esta historia es que una de las partes denunciantes no quiere retirar la querella si no tiene una compensación económica.  Le piden 4.000€ , de los cuales le faltaban 1.000€ después de haber reunir con la ayuda de conocidos y parte de sus pocos ahorros la parte restante. Es por eso que nos pidió esta ayuda, para poder pagar este dinero y que el abogado y el fiscal se pongan de acuerdo para que no haya cumplimiento de cárcel, pues JJ no tiene antecedentes.

La Fundación Obra Mercedaria estamos al lado de las personas que realmente luchan para cambiar su destino

Y nosotros, que valoramos y estamos al lado de las personas que realmente luchan para cambiar su destino, hemos puesto ese pequeño granito de arena para que pueda llegar a esa cifra y se pueda librar de esa pena. Casos como los de JJ nos demuestran que, aunque la vida no es fácil, está llena de obstáculos, uno tiene que apretar los dientes y poner todo de su parte para remontar. Por eso queremos que esta historia sirva de inspiración para todas esas personas que se han encontrado en situaciones parecidas, y que por un momento, se les ha pasado por la cabeza tirar la toalla. La rendición jamás es el camino.

Noticia publicada en Obra Mercedaria

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí