Los niños lideran las procesiones en las que participa el Grupo de Bombos y Tambores.

Queda muy poco tiempo para que el Grupo de Bombos y Tambores, de la iglesia Mare de Déu de la Mercè, haga su debut en este 2017.

Con entusiasmo y dedicación se reúnen los sábados a las 20:30h en uno de los salones de la parroquia para ensayar y dejar listo el repertorio que pondrán en marcha en la Semana Santa.

Su primera presentación será el sábado 8 de abril, en el Centro Penitenciario Ponent. Allí, en diferentes patios, llevarán sus toques acompañados de oraciones y por supuesto participarán en la celebración eucarística dirigida a los presos.

Los niños y los adultos se integran en los ensayos previos a la Semana Santa 2017.

Luego renovarán energías para las casi tres horas de toque que les espera el Domingo de Ramos, en la tradicional procesión penitencial en honor a la Virgen de Los Dolores, que parte a las 19:15h de la calle Caballeros.

Su itinerario continúa el Miércoles Santo a las 20:00h con el traslado de las imágenes del Santo Cristo de La Agonía, de la iglesia de San Martín, conocido por recorrer las callejuelas del casco antiguo, en la falda del castillo, para terminar luego en la Antigua Iglesia de San Martín.

La cofradía terminará sus galas de la Semana Santa el Viernes Santo, a las 21:00h con la procesión del Santo Entierro, que saldrá y terminará en la iglesia de la Purísima Sangre.

Un equipo que crece

Así se prepara el grupo de la comunidad parroquial para sus galas de Semana Santa.

El Grupo de Bombos y Tambores está conformado por niños, jóvenes y adultos interesados en poner su gusto por la música al servicio de Dios y la Iglesia.

Nació hace ocho años, aproximadamente, gracias a la promoción que hizo en esta comunidad parroquial el Padre Joaquín Pina.

“Él, al ser natural de Híjar, lleva esta tradición en la sangre y quiso que aquí también se viviera. Recordemos que Híjar forma parte de los pueblos que constituyen la Ruta del Tambor y el Bombo, a la que también pertenecen los Tambores de Calanda, reconocido por ser el pueblo donde nació Luis Buñuel”, explicó Ramiro Sancho, quien lidera el equipo mercedario de Bombos y Tambores.

Hoy, después de varios años y algunos con altibajos, este colaborador y un grupo que le acompaña trabajan por organizar detalles y así darle a la banda un sentido más formal y estructurado, buscando la participación activa de sus integrantes y posicionarlo entre los mejores de la región.

El líder del grupo aprendió a tocar estos instrumentos hace ocho años, tras la promoción que hizo en la parroquia el Padre Joaquín Pina.

Por eso hace la invitación abierta a los chicos y grandes que deseen vincularse.

“Todos quienes crean tener el don de dominar estos instrumentos están llamados a participar, pero es importante recalcar que hay ciertas cualidades que predominan a la hora de entrar, como por ejemplo tener claro que lo que aquí nos reúne es un sentir religioso. Sólo participamos en procesiones y actos litúrgicos y sociales promovidos por la parroquia Mare de Déu de la Mercè, así que se necesita cierta actitud de respeto frente a estos actos”, señaló Ramiro, que lleva 25 años colaborando con esta parroquia.

Si crees que tu hijo puede conformar este grupo, tráelo al salón parroquial los viernes a las 20:30h, y si ya eres mayor asiste el sábado a la misma hora.

Allí recibirán instrucciones de Adriá Bonet, el joven de 19 años que los ensaya con paciencia y dedicación desde hace dos años.

“Me motiva el legado que me ha dejado el Padre Joaquín Pina, quiero continuar por él, aparte creo que es una manera muy bonita y diferente de acompañar en las procesiones. Otra de las razon

En el centro de la imagen está Adriá Bonet, el joven que ensaya a los músicos de esta cofradía mercedaria.

es es que es una especie de catequesis para los niños, mientras estén ensayando no están en la calle, y esto es bueno para su formación”, explicó el joven que combina estas labores con sus estudios de grado medio de ‘Atención a personas en situación de dependencia’.

Además…

Otra de los actos en los que el colectivo hace presencia es en algunas fiestas patronales de pueblos vecinos de Lleida, donde asisten invitados por los párrocos.

También son los encargados de llevar la batuta en la celebración del Corpus Christi, en la procesión por las principales calles del barrio La Mariola.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí