Dios es amor, cualquier manifestación de amor es un destello del Amor que es Dios y, por lo tanto, nos lo recuerda.
De todas las maneras de amar, el amor de la pareja es el que más representa y manifiesta el amor de Dios dado que en el amor conyugal se da y se recibe, se acoge y se acepta que te acojan,… hasta el punto que es un sacramento en sí mismo de ese amor que es Dios.
El amor de la pareja es la decisión de dedicarse el uno al otro y tenerse como lo más importante de sus propias vidas, por lo tanto es una decisión de la voluntad que necesita que se dé desde la libertad. Los que aman desean su durabilidad y que sea exclusivo, que haya fidelidad, indisolubilidad, que sea fecundo,…

DEJAR RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí