La sexualidad humana marca toda la existencia de la persona, de manera que cualquiera de sus acciones, pensamientos, proyectos, manera de ser y de relacionarse,… están determinados por su condición de ser sexuado. Hay dos realidades sexuales: la masculina y la femenina, las cuales determinan la totalidad de la realidad de cada uno tanto morfológica, fisiológica, psicológica, social, espiritual,… dando equilibrio y armonía a la persona. La sexualidad permite darse y comunicar el amor a la pareja.

DEJAR RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí