La manera de ser de cada persona viene determinada por su psicología, su manera de pensar y de comprender. La formación de una pareja supone que aparecen dos psicologías diferentes que han de aunarse para llegar a ser una sola. La evolución de este proceso empieza por el descubrimiento del otro y el atractivo que por él se siente; aparece el enamoramiento como emoción.

En este momento se llega a tomar la decisión de amarse mutuamente y entregar la vida al otro (diferente del enamoramiento). Aquí se inicia la unión de la pareja que ha de buscar un crecimiento conjunto y enriquecedor.

DEJAR RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí