El camino que la pareja inicia para poder llegar a ser una sola cosa, un único principio de vida, una sola carne,… para llegar a estar unidos hasta el punto de ser uno, pasa por la compenetración y la disponibilidad, actuando entre ellos con la voluntad de llegar a serlo. Efectivamente se ha de procurar compartir todo, desde los aspectos materiales hasta los motivos de preocupación, las preocupaciones, los sentimientos,… también las alegrías y los gozos que ambos puedan haber vivido.

La relación de la pareja para poder ser una sola cosa se debe basar en la autenticidad, en la empatía, en la disponibilidad,… en la voluntad de quererla conseguir.

DEJAR RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí